8 motivos por los que necesitas un trastero

hay muchas ocasiones en nuestra vida en las que vamos a necesitar un trastero. Si nos mudamos de casa, si estamos renovando o reformando cualquier habitación, o si encontramos un lugar de trabajo lejano, necesitaremos de un guardamuebles para almacenar nuestras pertenencias y darles el mejor cuidado y protección durante ese tiempo.

Es cierto que en la actualidad más y más personas están usando estas unidades de almacenamiento por múltiples razones. Algunas lo usan porque desbordaron su espacio en casa, otras simplemente quieren guardar cosas y hay un número cada vez mayor de pequeñas empresas que se valen de estos servicios para hacer prosperar su negocio. Pero, cualquier sea la razón, cada vez más personas recurren a los trasteros, ya sea porque no tienen más espacio o porque padecen de alguno de estos ocho síntomas que les revela que necesitan de este servicio para hacerles la vida más fácil.

#1 Quedarse sin espacio en casa

Si eres de esas personas reacias a dejar de lado las pertenencias que ya no usas, especialmente si todavía están en buenas condiciones, y quieres aferrarte a las cosas “por si acaso sirven luego”, es probable que te estés ahogando en tu propia casa. Puede ser un viejo sillón, una bicicleta, una cama, un equipo de sonido o un librero, pero lo cierto es que seguro que ya no tendrás ni un espacio libre. La buena noticia es que puedes guardar todos estos objetos en un trastero, sin tener que preocuparte de su cuidado, porque estarán protegidos en todo momento del día.

#2 Acabas de mudarte

Independientemente de lo grande que sea la casa o cuánto tiempo haya vivido allí el inquilino anterior, es probable que haya dejado un desorden en todas las habitaciones, ya sea un exceso de decoraciones, ropa, juguetes o cualquier otra cosa. Si no quieres añadir estos objetos a tu inventario personal, puedes almacenarlos en un guardamuebles para ordenar la casa y hacer que se vea y se sienta más espaciosa.

#3 Demasiadas cosas en el garaje

Si bien es uno de los espacios menos pensados en una casa, los garajes pueden ser, en última instancia, uno de los más importantes. En términos de almacenamiento y funcionalidad, los garajes tienen un efecto camaleón en el sentido de que pueden usarse para casi cualquier cosa. Sin embargo, la compra de un automóvil nuevo, la adquisición de un nuevo pasatiempo o la necesidad de un espacio habitable más funcional puede cambiar el uso de un garaje en cualquier momento. En estas situaciones debes limpiarlo, pero en lugar de tirar todo a la basura o vender todas tus pertenencias, alquilar un trastero te permite seguir guardando estos objetos y protegerlos durante un largo tiempo.

#4 Sin lugar para guardar tus herramientas y maquinaria

¿Eres un manitas de la jardinería o el bricolaje, pintor o decorador? ¿No tienes donde guardar todas tus herramientas y maquinaria? Si alquilas un pequeño trastero, puedes dejar tus herramientas al final de un día de trabajo y recogerlas a la mañana siguiente. Tus herramientas de jardinería también pueden descansar en el trastero, puesto que no los vas a necesitar a diario, de hecho, no lo vas a usar durante meses, y se almacenarán de forma segura en un entorno libre de humedad.

#5 Hay un estudiante universitario en la familia

Los estudiantes apilan diversos artículos durante su estancia en la universidad. Un televisor, libros, un reproductor de CD, un sofá, cientos de apuntes, su propia cama, por nombrar solo algunos. Si no es tu último año es poco probable que desees llevar todo a la casa de tus padres solo para volver a traerlo en septiembre. Es por ello que puedes alquilar un guardamuebles durante el período de verano, para que todas tus pertenencias estén protegidas y puedas tener un verano de paz y confianza.

Si, por el contrario, estás al otro lado del espectro, y es tu hijo quien se va a la universidad, es posible que desees modificar la distribución de tu casa y aprovechar el espacio de esa habitación. Puedes convertir este espacio en un estudio, en una sala de televisión o en una sala de relajación. Sea cual sea tu elección, seguramente habrá muebles que no necesitarás, pero no es necesario que los vendas, ya que los puedes almacenar en un trastero por el tiempo que necesites. ¡Después de todo, nunca se sabe cuándo podrían regresar los niños!

#6 Tienes un bebé en camino

Si hay un nuevo miembro de la familia en camino y necesitas despejar completamente una habitación, no tienes que limpiar las cubiertas ni poner todo en ebay. Puedes, en cambio, almacenar todos los muebles que no necesites en un guardamuebles, ya que probablemente lo vayas a necesitar en un tiempo. Aunque siempre puedes venderlo, si cambias de opinión.

#7 A punto de realizar reformas en tu hogar

Si estás renovando tu casa, la mejor opción es alquilar un guardamuebles para guardar tus objetos de valor mientras dure el trabajo de construcción o siga en curso. Incluso las simples tareas de decoración pueden dejar tus hermosas pertenencias echas polvo. Desde los proyectos de construcción hasta la decoración básica, el deseo de mantener tus muebles y recuerdos intactos es una necesidad. Una vez que tu hogar esté terminado y se vea impresionante, simplemente puedes recuperar tus pertenencias y colocarlas en los nuevos espacios mejorados.

#8 Planeando viajar durante un largo tiempo

Algunas personas se encuentran en una gira mundial y no regresan en un par de años. Otros toman un año sabático y regresan en unos pocos meses. Y otras tienen una fecha definitiva para llegar a casa. Pero, lo último que debería estar en la mente de cualquier persona cuando se embarca en este emocionante capítulo de la vida es preocuparse por sus pertenencias personales. Para ello, tiene mucho sentido alquilar un guardamuebles personal con el fin de guardar todos los objetos de valor, y así disfrutar de viajar por el mundo y empaparse de las increíbles culturas.

Si sufres algunos de estos síntomas o te sientes identificado con más de uno, es hora de despegarte temporalmente de esas preciadas pertenencias y guardarlas en un trastero o guardamuebles, para que te liberes de una preocupación extra de tu vida. Pero antes de embalarlas, ten en cuenta estas ideas para que elijas el guardamuebles ideal que se ajuste a tus necesidades. Primero, busca trasteros que se ubiquen cerca de tu vecindario, no querrás viajar por más de una hora solo para guardar o retirar un objeto. Segundo, pregunta el precio del alquiler de la unidad de almacenamiento, y si te conviene, no dudes en adquirirla y ¿por qué no? preguntar por una promoción o descuento, que sobre todo puedes conseguir si el tiempo de alquiler es amplio.

Lo siguiente que debes tener en cuenta es el tamaño del trastero. Asegúrate de elegir el tamaño correcto para que todas tus pertenencias tengan un espacio apropiado. Por último, asegúrate de que los guardamuebles estén bien protegidos y cumplan con todos los requerimientos de seguridad (cámaras de seguridad, detectores de humo, llave o clave personalizada para entrar en la habitación, vigilantes, entre otros). Una vez que hayas terminado todo el papeleo y el contrato, prepárate para mejorar tu vida, despejar los montones de artículos y renovar los espacios de tu casa.

Abrir chat
Powered by